Va Sevilla por “todo o nada” ante el Salzburgo

Google + Pinterest Linkedin Tumblr +

El Sevilla se juega este miércoles su futuro en la Liga de Campeones en su visita al Salzburgo, en un partido a todo o nada para ambos equipos, aunque al español sólo le vale ganar para acceder a los octavos de final, mientras que a los austriacos les serviría un empate para clasificarse.

El Grupo G de la Champions es una caldera en ebullición, pues todos sus integrantes dependen de sí mismos y se la jugarán en dos citas cruciales, en el Salzburgo-Sevilla y el Wolfsburgo-Lille. Los sevillistas, terceros con 6 puntos, pasarían a octavos si ganan, y como primeros si pierden los galos en Alemania.

Mientras, el Salzburgo, segundo con 7 puntos, haría historia con el primer pase de un conjunto austriaco a los octavos y para ello le bastaría con no perder contra un Sevilla que, incluso, podría quedarse fuera de Europa o reengancharse como tercero a la Liga Europa si cae o empata, siempre que el Wolfsburgo hiciera lo mismo.

Así, el Sevilla de Julen Lopetegui, segundo en LaLiga Santander tras vencer a otro equipo Champions como el Villarreal (2-0), llega a Austria a por todas, sin margen para el error. Sólo le vale doblegar a un joven Salzburgo que le complicó mucho las cosas en el Ramón Sánchez-Pizjuán, con un 1-1 y un récord de penaltis en un mismo partido en este torneo: cuatro -tres a favor de los austriacos- y sólo dos convertidos.

Para ello, y tras tres igualadas seguidas que lastraron a su equipo, la derrota en casa contra el Lille (1-2) y el último triunfo con el Wolfsburgo (2-0), Lopetegui deberá sobreponerse a la adversidad. No le queda otra a su equipo, muy mermado por las lesiones y el desgaste físico, con un cansancio acumulado en sus hombres claves.

De este modo, el hexacampeón de la Liga Europa, al que todos en el Salzburgo le trasladan la presión de tener la vitola de favorito, llega a esta cita crucial, con importantes consecuencias en lo deportivo y lo económico, sin cinco futbolistas de mucho peso, todos por lesión y el último de ellos el argentino Marcos Acuña.

El lateral zurdo, un fijo en el once del Sevilla y de Argentina, se ha unido a Jesús Navas, Suso Fernández, el argentino Erik Lamela y el marroquí Youssef En-Nesyri, por un problema en los isquiotibiales sufrido el sábado ante el Villarreal, lo que ha obligado al técnico vasco a tirar de seis jóvenes del filial (el meta Adrián, Valentino, Juan María, Luismi Cruz y Juanlu Sánchez).

Tampoco pueden jugar en Salzburgo el medio serbio Nemanja Gudelj y el extremo marroquí Oussama Idrissi, al no estar inscritos para esta fase del torneo, con lo que es probable que Lopetegui repita el once que ganó al Villarreal con el único cambio del internacional sueco Ludwig Augustinsson en la izquierda por Acuña.

En el otro lado, el Salzburgo se enfrenta a sus fantasmas en su primer gran partido decisivo de la temporada, un choque en el que un empate le convertiría en el primer equipo austríaco en pasar a octavos de la Liga de Campeones, aunque en un estadio vacío por el confinamiento que rige en Austria.

Los toros rojos, dominadores absolutos de su liga en la última década, cargan con la etiqueta de rendir por debajo de sus opciones en las competiciones internacionales debido a su falta de experiencia.

Es el equipo más joven de todos los que compiten en la Liga de Campeones, con una media de 22 años, y su entrenador, el alemán Matthias Jaissle, con 33 años, también es el técnico de menor edad.

Parte de esa ingenuidad se vio en el partido de septiembre en el Sánchez-Pizjuán, donde logró un empate (1-1) pese a disponer de tres penaltis a su favor. Ahora, tiene varias bajas de importancia, precisamente entre algunos de sus jugadores más experimentados, como el central exsevillista Max Wöber o el centrocampista internacional austríaco Zlatko Junuzovic, entre otros.

La lista de ausencias en la defensa es especialmente importante: junto a Wöber también están lesionados Bernardo, Albert Vallci y Bryan Okoh. Es duda, aunque parece que podrá jugar, el delantero Noah Okafor, que hasta sus recientes molestias formaba una dupla arriba con la gran estrella del equipo, el internacional alemán de 19 años Karim Adeyemi, que ha marcado cuatro tantos en esta Liga de Campeones.

Con todo, Matthias Jaissle considera que la presión la tiene el Sevilla y su joven plantilla afronta el reto con la máxima motivación. “Estamos muy ilusionados. Es un partido a todo o nada contra un equipo europeo de primer nivel en la Liga de Campeones. ¿Qué puede ser mejor para un futbolista? Está en nuestras propias manos llegar a los octavos de final”, recalcó.

FUENTE: EFE

ENLACE INFORMATIVO, 07-12-2021

Compartir.

Dejar una respuesta