Checo Pérez lo reconoce: “No es fácil ser compañero de Verstappen”

Google + Pinterest Linkedin Tumblr +

El RB16B de Red Bull es un auto difícil de gestionar, algo que Sergio Pérez ha experimentado a lo largo de la temporada y de lo cual todavía no tiene una solución, problema que se suma a lo complejo que es acompañar a Max Verstappen, hoy uno de los mejores pilotos de Fórmula Uno y que está en la lucha por el título de pilotos.

Checo reconoció, incluso, que la compañía del neerlandés puede ser tan extenuante como las condiciones que le brinda el auto, ya que está completamente adaptado a su monoplaza, algo que lo pone en clara desventaja.

“Por supuesto que no es fácil ser compañero de Max”, comentó el tapatío en declaraciones que recoge RacingNews365.

“Él es completamente uno con el auto y se desempeña a un nivel muy alto. Tenemos un auto único, así que no es ningún secreto que no es tan fácil para mí”, añadió.

Explicó que el auto es “completamente diferente” al que tenía en Racing Point, por lo que tardó en conocer su auto y en adaptarse a la forma de conducirlo, algo en lo que todavía trabaja.

“Tuve un momento difícil en esto, si no demasiado dramático. Tenemos un muy buen auto y podemos ser positivos. Max lo demuestra. Este auto, si no es el mejor auto de la parrilla, está en al menos uno de los mejores autos”, complementó.

Sabe cómo lidiar con la presión

Checo reconoció que el entorno de Red Bull también juega su papel, ya que se trata de una escudería top que busca derrocar a Mercedes, aunque en su caso cree que le ha dado la vuelta, algo que no pudieron hacer excompañeros de Max como Pierre Gasly y Alex Albon.

“Hay que ser muy fuerte mentalmente, todos los días. Sin embargo, creo que ese es uno de mis puntos fuertes”, aseguró.

FUENTE: MEDIO TIEMPO

ENLACE INFORMATIVO, 17-10-2021

Compartir.

Dejar una respuesta